english | português

Es necesario un diseño adecuado del sistema de drenaje, ya que puede usarse un sistema mixto, con canales cubiertos con mantas biológicas y pendientes de concreto, optimizando la solución.
El drenaje de la superficie en áreas de suelo compactado o cohesivo se puede recubrir con éxito con una manta anti-erosión tridimensional siempre que la pendiente no supere el 30%. Hay muchas ventajas, entre las cuales podemos mencionar la infiltración parcial de agua en el suelo, porque cuando el biomantle se satura, el agua corre superficialmente sobre él, drenando el fluido de manera rápida y eficiente.
Otra ventaja importante es que la bio-manta se amolda al suelo, evitando grietas y es flexible, es decir, incluso si ocurre alguna represión o movimiento masivo, el sistema de drenaje permanecerá intacto. Para el drenaje subterráneo y profundo se pueden utilizar retenedores de sedimentos, que son drenantes y flexibles, no se obstruyen y pueden conducir líquidos con éxito.